Última enseñanza: Matot Masei


5777 (2017)
Ajarei Kedoshim Balak Beahaloteja Behar Bejukotai Beshalaj Beshalaj Emor Itro Jukat Ki Tisa Koraj Matot Masei Mishpatim Pinjas Sangre, vida y muerte Shavuot Shemini Shemot Shlaj Tazría – Metzorá Tetzavé Truma Vaerá Vaiakhel-Pekudei Vaieji Vaieji Vaigash

5776 (2016)
Balak Behalotja Bereshit Devarim Ekev Especial Iom Kipur y Sucot Jaie Sara Jukat Ki Tavo Ki Tetze Koraj Lej Leja Matot-Masei Miketz Nitzavim Noaj Ree Shelaj Leja? Shoftim Toldot Vaetjanan Vaierá Vaieshev Vaietze Vaishlaj

5774 (2014)
Balak Behar Beshalaj Devarim Ekev Itró Jukat Ki tavo Ki Tetze? Koraj Masei Matot Mishpatim Nitzavim – Vaielej Noaj Parashá Bejukotai Pekudei Pinjas Ree Shoftim Tetzavé Truma Tzav Vaetjanan Vaiakel Vaikra

5773 (2013)
Ajarei Kedoshim Balak Behalotjá Behar – Bejukotai Beshalaj Devarim Ekev El mayor milagro de todos Emor Iom Kipur y Sucot Itro Jaie Sará Jukat Ki Tavo Ki Tetzé La caída de un mito Lej Lejá Matot – Masei Miketz Mishpatim Nitzavím – Vaielej Noaj Parasha Koraj Pesaj 5773 Pinjas Ree Shavuot Shelaj lejá Shemot Tazría – Metzorá Tetzavé Toldot Trumá Vaerá Vaerá Vaetjanan Vaiakel – Pekudei Vaiejí Vaierá Vaieshev Vaikra Vaishlaj Vaitzé

5772 (2012)
Balak Behalotjá Behar-Bejukotai Bereshit Beshalaj Devarim Ekev Emor Itró Jaiei Sara Jukat Ki Tavó Ki Tetzé Ki tisá Koraj Las Diez Plagas Previas a La Libertad Lej Lejá Matot-Masei Miketz Mishpatim Nasó Nitzavim Noaj Pinjas Ree Shelaj Shemini Shemot Shemot Shemot Shoftim Tazría – Metzorá Tetzavé Tishrei 5773 Toldot Trumá Tzav Vaerá Vaerá – “Polémica en Egipto entre los bastones y las serpientes” Vaetjanan Vaiakel – Pekudei Vaierá Vaigash Vaikra Vaishlaj

5771 (2011)
Bamidbar Behalotjá Behar Bejokotai Beshalaj Devarim Ekev Emor Itró Jaie Sara Jukat Kedoshim Ki Tavó Ki Tetze Ki Tisá Koraj Lej Lejá Masei Matot Metzora Miketz Mishpatim Noaj Parshat Nitzavim-Vaielej Pekudei Pesaj Pinjas Reé Shavuot Shelaj Sheminí Shoftim Tazría Tetzavé Toldot Truma Tzav Vaetjanan Vaiakel Vaiejí Vaierá Vaieshev Vaieshev Vaietzé Vaigash Vaikra

5770 (2010)
Ki Tetzé Ekev Iom Kipur – Sucot 5771 Jaie Sará Jukat Ki Tavó La Redención en marcha Lej-Lejá Miketz Nitzavim-Vaielej-Hazinu Noaj Reé Shemot Shoftim Toldot Vaerá Vaiejí Vaierá Vaieshev Vaietzé Vaigash Vaishlaj

Jukat

8 Av 5770
19 de Julio de 2010

Resumen de la parashá

Como parte de los ritos fue sacrificada una Pará Adumá (vaca roja) sin defectos para purificar a aquellos que habían tocado un cadáver. Durante treinta y ocho años los israelitas erraron por el desierto y en ese tiempo murieron todos los miembros de la ge-neración mayor, de entre veinte y sesenta años, con excepción de Iehoshúa y Calev. A comienzos del cuadragésimo año del éxodo, el resto de la población regresó a Kadesh. Fue allí donde murió Miriam, la hermana de Moshé y Aharón. A su muerte dejó de fluir el agua del pozo que había acompañado milagrosamente a los israelitas. El pueblo comenzó a murmurar nuevamente contra Moshé por la falta de agua. Hashem dijo a Moshé y Aharón que hablaran a cierta roca, de la cual fluiría agua suficiente para satisfacer a todos. Pero Moshé estaba tan disgustado por la constante falta de respeto del pueblo que golpeó impacientemente la roca en lugar de hablarle. Por no haber cumplido las instrucciones de Di-s y haberlo deshonrado delante del pueblo, no se permitió a ninguno de los dos hermanos entrar en Tierra Santa. Se instruyó entonces a la gente a fin de que se preparara para las etapas finales de su largo viaje.


Rabí Israel Baal Shem Tov enseñó que de cada cosa que uno ve o escucha debe tomar una enseñanza para su servicio a Di-s.

AHORA ENTENDÍA…

La historia empieza con un farbrenguen (reunión jasídica) de jasidim del Rebe Anterior de Lubavitch en Francia, poco antes de la Segunda Guerra Mundial. El yerno del Rebe (quién diez años después sería el siguiente Lubavitcher Rebe) también estaba presente y él era el portavoz principal, pero algunos otros jasidim también hablaron. Uno de ellos contó una experiencia milagrosa que había tenido lugar dos años antes. Después de escapar de Rusia, el Rebe mudó su oficina principal a Polonia y muchos jasidim se mudaron también para estar con él.

Pero en el curso de su estancia, el Rebe indicó a muchos de ellos dejar Polonia y establecerse en otros países, por ejemplo, el que contaba la historia era uno de un grupo de cinco que el Rebe indicó ir a Francia. Pero tenían varias fronteras para cruzar, entre ellas la temida Alemania, y para peor, uno de ellos tenía un pasaporte inválido y nada de tiempo para conseguir un nuevo; el Rebe les dijo que salieran inmediatamente.

En los trenes, uno se acostaría en el banco y los otros cuatro se sentarían sobre él, cubriéndolo con sus largas chaquetas invernales para evitar los chequeos del pasaporte. Y así se las a-rreglaron para pasar todas las fronteras. Pero el chequeo en la frontera alemana era notoria-mente peligroso, sobre todo para los judíos, y sin pasaporte era casi un suicidio.

Cuando se acercaron al frente de la línea, oyeron un fuerte griterío desde del centro de inspección, luego un tiro de pistola seguido por un gemido y silencio. Intentaron parecer tan seguros como les fue posible pero realmente estaban temblando, si no fuera porque el Rebe los había bendecido, habrían vuelto a Polonia de inmediato. ¡Pero para su asombro, cuando el primer jasid se asomó a la ventana, el oficial cogió su pasaporte y lo selló sin hacer preguntas! Y así lo hizo con el segundo. ¡Entonces empezó a hablar por teléfono y selló los tres pa-saportes restantes, incluso sin mirarlos! Aunque sus problemas no habían terminado; ¡el lugar estaba lleno de policías con miradas crueles y soldados que verificaban y rechequeaban todo, pero extrañamente no les prestaron atención! Atravesaron la estación inadvertidos, como si fueran invisibles, tomaron un taxi, y se fueron. ¡Una media hora después estaban en una oficina del telégrafo enviando un mensaje al Rebe. ¡Eran libres! ¡Un milagro! El yerno del Rebe escuchó atentamente la historia.

Cuando terminó, pidió la fecha exac-ta y hora del milagro y cuando oyó la res-puesta sonrió y dijo: “Ahora entiendo algo que era un misterio para mí éstos dos años”. “El Rebe, mi suegro, tenía una enfermera todos los días que le aplicaba una inyección debido a su salud”. (Después de su encarcelamiento y tortura en las prisiones de Stalin estaba prácticamente paralizado). “Un día la enfermera entró y tuvo una visión aterradora: el Rebe estaba sentado rígidamente en su silla, los ojos ligeramente abiertos y completamente inexpresivos.

Estaba segura que estaba teniendo un ataque catatónico de alguna clase, e inmediatamente llamó a la esposa del Rebe. Cuando la Rebetzen entró, empezó a llorar frenéticamente, pero antes de llamar a un doctor, requirieron mi presencia”. “Cuando entré, también me sentí asustado, pero noté algo que me hizo comprender que no había nada para preocuparse; ¡era casi imperceptible- pero los labios del Rebe estaban moviéndose, estaba diciendo o recitando algo! “Me incliné y escuché. Luego anuncié que no había, de hecho, ninguna causa para alarmarse…el Rebe estaba diciendo ‘Entonces Moisés cantó… ‘!! (La canción que los judíos cantaron después de cruzar el Mar Rojo. (Éxodo 15:1 -19) después de diez minutos, el Rebe abrió sus ojos y volvió a la normalidad. “Nunca le pedí una explicación al Rebe pero ahora la tengo.

Era exactamente la misma fecha y hora en que vuestro milagro estaba ocurriendo.

¡El Rebe estaba pasándolos a través de la inspección alemana como Moisés cruzó al pueblo judío a través del mar!

Ése es el trabajo de un Rebe; (Del relato de un jasid)

¿Qué Aprendemos esta Semana de la Parshá?

“CUANDO NO SE ENTIENDE, NO SE MEZCLA” “Este es el estatuto de la Torá” (Bamidbar 19:2)

“Este es el estatuto de la Torá que Hashem ordenó diciendo”1- con estas pa-labras abre el párrafo correspondiente a la vaca colorada, cuyas cenizas purificaban a quien fue impurificado por un muerto.

Este precepto es el símbolo de los preceptos no racionales, y a su vez abarca contradicciones: por un lado la ceniza de la vaca colorada purifica a los impuros, y por el otro, impurifica a los puros.

Por eso aparece en el comienzo de la Parshá este acento de que se trata de un “estatuto”, es decir, “establecí un estatuto, decreté un decreto, y no tienes permiso de tener dobles pensamientos acerca de ello”

TRES TIPOS

Como es sabido2, los preceptos se dividen en tres grupos generales:

a) Leyes: (“mishpatim”)- preceptos que la propia razón ló-gica humana obliga a cumplirlos (respeto al padre y la madre, la prohibición de asalto, robo y similares)

b) Testimonios: (“eidut”)- preceptos a los que puede que no hubiéramos llegado con nuestra propia capacidad, pero una vez que fueron dados por el Altísimo, está en nuestra posibilidad entenderlos (la ingesta de Matzá en Pesaj, la salida de Egipto, y similares).

c) Estatutos: (“jukim”)- preceptos que no poseen asidero alguno en la razón lógica, como el precepto de la vaca colorada.

A pesar de que es natural que el hombre cumpla con mayor entusiasmo y alegría aquellos preceptos donde puede acceder a su sentido profundo y objetivo, sin embargo, los “estatutos” poseen una virtud superior desde otro enfoque: cuando el judío cumple un precepto de los “estatutos”, definidos como superiores a la lógica, lo hace sólo porque el Altísimo ordenó cumplirlos, y ahí siente, con total intensidad su vínculo con el Altísimo.

En otros preceptos, esto no encuentra una marcada expresión. Cuando, por ejemplo, el judío cumple con el precepto de respetar al padre y a la madre, puede que él no piense, en absoluto, sobre el Altísimo, sino tan sólo sobre su obligación personal frente a sus padres.

Siendo que se trata de un precepto lógico y racional, puede que lo cumpla motivado sólo por razones humanas, perdiendo la conciencia de que se trata de mandato Divino. Mientras que en un precepto no- racional, no hay posibilidad de olvidar al Altísimo, puesto que no hay otra razón por la cual llevar a cabo el precepto.

ANULACIÓN FRENTE A HASHEM

Esta es la explicación de que cuando la Torá viene a ordenarnos sobre la vaca colo-rada no dice “este es el estatuto de la vaca” (similar a lo que dice “este es el estatuto del Pesaj”), sino “este es el estatuto de la Torá”. Con esto, la Torá nos hace alusión a que debemos aprender de la vaca colorada cómo deben cumplirse todos los preceptos de la Torá: Tal como cumplimos el precepto de la vaca colorada como consecuencia de una sumisión total al Altísimo, sin mediar en ello cálculo racional alguno ni motivación, así debemos cumplir todos los preceptos, también aquellos que entendemos, sintiendo que estos son preceptos que nos fueron encomendados por Hashem3.

ESCRITURA Y GRABADO

Se explica en el jasidismo4, que la expresión hebrea juká’- estatuto- está relacionada con jakiká’- grabado.

En términos generales, hay dos tipos de escrituras: con tinta sobre pergamino y grabado en la piedra. La dife-rencia entre ambos es que cuando escribimos con tinta, unimos dos elementos ajenos entre sí- la tinta y el papel. A diferencia de ello, cuando grabamos letras en una piedra, estas letras no constituyen algo ajeno, separado, de la piedra, sino son parte integral de la misma.

El grabado simboliza entonces, una expresión pura y limpia, sin aditivos ni mezclas foráneas. Así también los preceptos definidos como jukim estatutos- expresan el vínculo puro con el Altísimo, un vínculo que no está basado sobre la lógica, el sentimiento u otra motivación humana.

El Altísimo ordenó y el hombre cumple con alegría. Con ello, el judío se entrega incondicionalmente a Hashem, estando dispuesto de un principio a cumplir todo lo que se le ordena.

La razón y la comprensión vienen como segundo paso, mientras que la base es la Vo-luntad Suprema y la alegría por el propio pri-vilegio de poder cumplir la voluntad de Di-s y poder unirse a El.

(Likutei Sijot Tomo 4, Pág. 1056)

NOTAS: 1.Bamidbar 19:2 2.Ver comentarista de la Torá Devarim 6:20 comentarista de la Hagadá de la pregunta del hijo sabio y otros 3.Ver Likutei Torá Bamidbar 56,a 4.Ver Likutei Torá allí y ver también ahí Pág. 41,a en adelante




“12 Y 13 DE TAMUZ- LA LIBERACIÓN”

Después de su liberación, el Rebe Anterior escribió a sus Jasidim: ” No sólo a mí liberó Di-s en el día del 12 de Tamuz, sino a cada uno de los que aprecian nuestra sagrada Torá, a los observantes de la Mitzvá y también a todo aquel que es llamado judío… hoy 12 del mes de Tamuz es también la fiesta de la liberación de quienes se ocupan de la enseñanza de la Torá, pues este día quedó de manifiesto públicamente que todo el esfuerzo que dediqué para difundir y enseñar la Torá es totalmente permitido de acuerdo a la ley del Estado…” Cuando el Rebe Anterior llegó a Riga le preguntaron acerca de sus impresiones después de todo lo sucedido. El Rebe respondió: “Si alguien ofrece venderme por un millón un instante de sufrimiento en el futuro-no lo compraría. Mas si alguien quisiera comprarme por un millón un instante de la angustia de lo pasado- no lo vendería…”



“SEGURIDAD EN SHABAT”

Debido a la falta de seguridad que se vio incrementada en los últimos años. Muchos empresarios, comerciantes, directores comunitarios e incluso particulares se vieron necesitados de ins-talar sistemas de seguridad. Pero estos ¿se pueden utilizar en Shabat? Los sistemas más utilizados son los de video, detector de movimiento y detector de apertura o cierre de accesos. Los sistemas de detección de movimiento y de apertura y cierre de accesos, pueden ser utilizados siempre y cuando sean programados antes de Shabat, de acuerdo al horario de uso que necesitemos. Aun aquellos detectores de movimiento que al pasar frente a ellos cambian de luz verde a roja, no representan un problema en Shabat siempre y cuanto no active o desactive algún dispositivo. En la mayoría de los modelos se utilizan lámparas led, que son luz fría y no generan calor. Con respecto al video tanto si graba todo lo que sucede en determinado lugar o no, estará prohibido de implementar en Shabat y Iom Tov, basado en la prohibición de “kotev (en el sistema que graba) o por mavir (en el que la imagen se proyecta en la pantalla)”. No obstante, en el caso de que exista peligro de atentados, secuestros, asalto o similares, en donde la vida está en peligro, como ser en instituciones religiosas, etc., estará permitido su implementación ya que por peligro de vida se puede trasgredir el Shabat. En aquellos edificios en el que se encuentra un vigilante que oprime el portero para abrir la puerta, si existe la posibilidad de abrir con llave, sólo que él prefiere por su comodidad abrir desde su escritorio, estará permitido pedirle que nos abra la puerta, ya que podría hacerlo en forma permitida y sólo lo hace de esta forma prohibida por su comodidad. Pero no se le puede pedir que apriete el portero eléctrico.



“INSPIRACIÓN INTERIOR”

A menudo, cuando encontramos algo nuevo, algo que dispara nuestra imaginación o nos inspira, nos excitamos. Nos arrojamos a ello. Nos entusiasmamos, incluso nos hacemos fanáticos, queriendo saber todo, hacer todo, compartir todo. Por ejemplo, si descubrimos la satisfacción del ajedrez, o nos volvemos admiradores de un escritor particular, o nos interesa un deporte, o empezamos a cultivar un huerto o jardín, o incursionamos en la cocina macrobiótica: compramos libros, navegamos y buscamos en internet, nos unimos a los grupos de facebook, reclutamos amigos, familia, vecinos. Y entonces, con el tiempo, nuestra ins-piración, energía y entusiasmo disminuyen. Todavía estamos interesados, todavía estamos involucrados, pero nuestra actividad asume un cierto tono mecánico. No queremos que sea así. Queremos el entusiasmo porque la actividad todavía nos interesa, todavía tiene valor e importancia para nosotros. Este mismo sentimiento, este mismo proceso, aplica a nuestro importante encuentro con el Judaísmo. Cuando primero encontramos una Mitzvá particular, o un tema de Torá inspirador o un nuevo maestro, nuestra energía y entusiasmo no saben de límite cuando tenemos sed para la experiencia. Y entonces, después de un tiempo, aunque la experiencia es tan parte de nosotros que no entra en nuestras mentes detenernos, nos preguntamos dónde está ese “niño maravillado” que parecíamos y que no continúa allí? ¿Debemos experimentar el entusiasmo chato? ¿La inspiración sólo es buena al comenzar, y entonces todo es simplemente rutinario? Rabi Aharon de Karlin ofreció una parábola para explicar la situación. Un comerciante adinerado decidió ayudar a dos personas pobres en su pueblo. Le entregó a cada uno 5,000 rublos con la condición de ser reembolsado en cinco años. El primer pobre salió inmediatamente y compró una nueva y elegante casa, nueva ropa para su familia, incluso un coche caro. Vivió bien hasta que el dinero se terminó. Al final de los cinco años volvió al comerciante, seguro de que conseguiría un nuevo préstamo, o por lo menos, una extensión del que había recibido. El comerciante estaba furioso. “Has abusado del préstamo,” el comerciante dijo, “desperdiciando la oportunidad y recursos que te proporcioné. El préstamo debe reembolsarse a la brevedad” El segundo pobre, por otro lado, compró sólo las necesidades básicas, y con cautela. Tomó el resto y, después de hacer alguna investigación, invirtió en un negocio en el que se sentía competente. Cuando el negocio empezó a crecer, puso parte de las ganancias de lado como reembolso del préstamo. Él y su familia trabajaron duramente, apreciando el préstamo, siempre conscientes de él. Despacio pudo apartar bastante para poder pagar la ayuda. Su negocio también creció, claro, para que él y su familia no fueran pobres nunca más, viviendo modestamente pero cómodamente. Al final de cinco años, fue al comerciante, y, después de agradecerle profusamente el préstamo, explicó cómo lo había usado, y devolvió el dinero. “Guárdelo como un regalo” el comerciante dijo: “usted ha invertido sabiamente y ha dado un buen uso a mi dinero” La lección está clara: Debemos internalizar la inspiración inicial, invertirla, asi-milarla en nuestro ser para que, cuando la necesitamos, podamos encontrarla – dentro de nosotros. (Del l’chaim weekly)



“Éste es el estatuto del Torá” (Num. 19:2)

Dice Rashi, el más famoso comentarista de la Torá: “Así es Mi decreto: ustedes no tienen permiso para dudar de la Torá”. La misma palabra para permiso aparece en las Éticas de los Padres (3:15): “Todo está previsto, pero sin embargo se otorga el permiso de elección”. Libertad de elección implica que algo es posible; “Ustedes no tienen permitido” implica que esa segunda-estimación de Di-s está fuera del reino de la posibilidad. En verdad, es contra la naturaleza del judío cuestionar un decreto Divino. Si las dudas existen, es sólo el producto de la Inclinación al Mal- Ietzer Hará. El Lubavitcher Rebe



Highlights de la semana

* El 10 de Tamuz del año 586 a.e.c, el rey Tzidkiahu fue capturado por soldados babilonios, en las planicies de Ierijó.

* El 12 de Tamuz del año 5640-1880, nació Rabi iosef Itzjak Schneerson, conocido como el Rebe Anterior, en la ciudad de Lubavitch.

* El 12 y 13 de Tamuz del año 5687-1927 es liberado del cautiverio y posterior exilio al que había sido enviado por promover y apoyar la difusión del judaísmo en Rusia.

* El 12 y 13 de Tamuz los jasidim de Jabad acostumbran a no recitar Tajanún.


Aún no se ha cargado el PDF completo.




Warning: include_once(analyticstracking.php): failed to open stream: No such file or directory in /www/jabad/htdocs/vieja_web/index.php on line 19

Warning: include_once(): Failed opening 'analyticstracking.php' for inclusion (include_path='./:/usr/local/php5.6/lib/php') in /www/jabad/htdocs/vieja_web/index.php on line 19